Image of CDC Logo Image containing title: Tuberculosis Information CD-ROM   Image of people
 
1
jump over main navigation bar to content area
Home
TB Guidelines
Surveillance Reports
Slide Sets
TB-Related MMWRs and Reports
Education/Training Materials
Newsletters
Ordering Information
Help

U.S. Department of Health and Human Services logo

This is an archived document. The links are no longer being updated.

Coinfección por TB y VIH

¿Qué pueden hacer las organizaciones de servicio VIH/SIDA para ayudar?

  • Colaborar con el programa de control de la tuberculosis (TB) de su departamento de salud local


  • Educar a su personal sobre la TB


  • Educar a su personal sobre la importancia de la prueba cutánea de TB para prevenir la TB

La TB relacionada con el VIH puede ser prevenida y curada - ¡y usted puede ayudar!

Muchos piensan que la tuberculosis (TB) es una enfermedad del pasado. Sin embargo, a pesar de que en este país son pocos los que sufren de tuberculosis, sigue siendo un riesgo serio para los infectados con el VIH. De hecho, en el mundo entero la TB es responsable de la muerte de una de cada tres personas que viven con el VIH/SIDA, por lo que es considerada la causa principal de muerte entre los infectados con VIH. Por trabajar en una Organización de Servicio para el control del SIDA (ASO, por sus siglas en inglés), usted puede desempeñar un papel fundamental en la prevención de la TB relacionada con el SIDA y la curación de los clientes que padecen esta enfermedad.

¿Qué es la TB?

La TB es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, que afecta principalmente los pulmones, pero también puede atacar otros órganos del cuerpo. La TB se trasmite de persona a persona por vía aérea. Las bacterias entran en contacto con el aire cuando una persona que sufre de tuberculosis en los pulmones o la garganta tose o estornuda. Las personas que se encuentran cerca pueden inhalar estas bacterias e infectarse. No obstante, no todo aquel infectado con las bacterias de la TB se enferma. Por ello, existen dos afecciones relacionadas con la TB: la infección tuberculosa latente y la enfermedad tuberculosa activa. Ambas afecciones son tratables y curables.

¿Cuál es la diferencia entre la infección tuberculosa latente y la enfermedad tuberculosa activa?

El organismo de la mayoría de las personas que inhalan las bacterias de la TB y se infectan con éstas es capaz de atacar las bacterias y prevenir su crecimiento. Las bacterias se vuelven inactivas, pero permanecen vivas en el organismo y pueden activarse más adelante. Esta es la infección tuberculosa latente. Se calcula que en los Estados Unidos hay entre 10 y 15 millones de personas que padecen de infección tuberculosa latente. Muchos de aquellos que tienen la infección tuberculosa latente nunca contraerán la enfermedad tuberculosa activa. En éstos, las bacterias de la TB permanecen inactivas durante toda la vida sin producir la enfermedad. La persona que tiene la infección tuberculosa activa no se siente enferma y tampoco puede contagiar a otros con las bacterias de la TB.

Sin embargo, en algunos casos las bacterias de la TB pueden activarse si el sistema inmunológico no logra detener su crecimiento, por lo que las mismas comienzan a multiplicarse en el organismo y producen la enfermedad tuberculosa activa.

Debido a que el VIH debilita el sistema inmunológico, aquellos que sufren de infección tuberculosa latente corren un muy alto riesgo de contraer la enfermedad tuberculosa activa. De hecho, el riesgo que enfrentan las personas que padecen la infección por VIH es 800 veces mayor.

Las personas con infección tuberculosa latente:

  • Tienen en sus organismos bacterias de la TB vivas, pero inactivas
  • No pueden transmitir las bacterias de la TB a otros
  • Podrían enfermarse si las bacterias se activaran en el organismo
  • Por lo general, el resultado de la prueba cutánea de la TB es positivo
  • Deben someterse a tratamiento contra la infección tuberculosa latente tan pronto como sea posible a fin de evitar que contraigan la enfermedad tuberculosa activa

Las personas con la enfermedad tuberculosa activa:

  • Tienen bacterias de la TB activas en sus organismos
  • Se siente enfermas y puede que tengan síntomas tales como fiebre, pérdida de peso, una tos fea de más de dos semanas
  • Podrían transmitir las bacterias de la TB a otros
  • Por lo general, el resultado de la prueba cutánea de la TB es positivo
  • Necesitan tomar medicinas para curarse de la enfermedad tuberculosa activa
  • Pueden morir si esta enfermedad mortal no es diagnosticada y tratada

¿En qué consiste la prueba cutánea de la TB?

La prueba cutánea de la TB es un método para diagnosticar la infección de la TB. Se utiliza una pequeña aguja para inyectar un material de prueba llamado tuberculina en las capas externas de la piel del antebrazo, por lo general, en su parte interna. La persona que ha sido sometida a la prueba deberá regresar dos o tres días más tarde para que el sitio donde fue aplicado el material de prueba sea examinado por una enfermera o un doctor. De haber una reacción en el brazo, se medirá el tamaño de la misma. Usualmente, si la reacción es positiva, aparecerá una pequeña protuberancia, que significa que probablemente la persona en cuestión tiene la infección de la TB. Otras pruebas serán necesarias para determinar si dicha persona tiene la infección tuberculosa latente o padece la enfermedad tuberculosa activa.

Todas las personas infectadas con el VIH deberían hacerse la prueba cutánea de la TB a fin de determinar si tienen la infección tuberculosa. Algunas personas infectadas con el VIH y la TB no reaccionarán a la prueba cutánea de la TB. Ello se debe a que el sistema inmunológico no está funcionando adecuadamente. Toda persona infectada con el VIH cuya prueba de la TB resulte negativa debería ser sometida también a otras pruebas médicas, tales como radiografía del tórax, si es que tiene síntomas de tuberculosis activa. Comuníquese con el programa de control de la TB de su departamento de salud local a fin de averiguar los sitios donde se realizan las pruebas cutáneas de la TB en su comunidad o para determinar si su organización debería ofrecer estos servicios.

¿Por qué debería preocuparme la coinfección por TB y VIH?

  • Sin tratamiento, como con cualquier infección oportunista, el VIH y la TB pueden actuar en conjunto para acortar la vida de la persona infectada.


  • La probabilidad de que una persona con la infección tuberculosa latente y la infección por VIH contraiga la enfermedad tuberculosa activa a lo largo de su vida es 800 veces mayor que en alguien que no tiene el VIH.


  • Entre las personas con la infección tuberculosa latente, el VIH es el factor de riesgo más fuerte conocido que puede permitir la progresión hacia la enfermedad tuberculosa activa.


  • Una persona con VIH y la enfermedad tuberculosa activa tiene un cuadro que define el SIDA.

La mejor manera de definir si su cliente tiene una coinfección con TB es mediante una prueba cutánea de la TB.

Buenas noticias

Una buena noticia es que las personas infectadas con VIH que padecen de infección tuberculosa latente o de enfermedad tuberculosa activa pueden ser tratadas de manera eficaz. El primer paso es determinar si las personas infectadas con el VIH tienen la infección tuberculosa latente o la enfermedad tuberculosa activa mediante la prueba cutánea de la TB y cualquier otra prueba que sea necesaria. El segundo paso es ayudar a las personas con infección tuberculosa latente y aquellas con enfermedad tuberculosa activa a que reciban el tratamiento adecuado. Puede evitarse fácilmente la rápida progresión de la infección tuberculosa latente a la enfermedad tuberculosa activa. La enfermedad tuberculosa activa puede ser tratada y curada en las personas infectadas con el VIH.

Tratamiento

Existen varias opciones de tratamiento para las personas infectadas con VIH y con la infección tuberculosa latente o la enfermedad tuberculosa activa. En los recursos que aparecen al final de este panfleto encontrarán las directrices más recientes en cuanto a los diferentes regímenes de tratamiento. Consulte además con su departamento de salud local. Para evitar interacciones negativas entre medicamentos, es importante que los pacientes con VIH sean controlados de cerca por un médico mientras estén sometidos a cualquier tratamiento.

Medicina usualmente utilizada para el tratamiento de la infección tuberculosa latente:

  • Isoniazida (INH)

Tomada según prescripción facultativa, la INH matará las bacterias de la TB y el organismo y prevendrá la tuberculosis activa.

Medicinas usualmente utilizadas para el tratamiento de la enfermedad tuberculosa activa:

  • Isoniazida (INH)
  • Rifampicina
  • Pirazinamida
  • Etambutol
  • Estreptomicina

Para tratar la enfermedad tuberculosa activa se necesitan varias medicinas, pues son varias las bacterias que hay que matar. De esta manera se eliminarán más fácilmente todas las bacterias y se evitará que éstas se hagan resistentes a las medicinas.

Un elemento vital en el tratamiento de la enfermedad tuberculosa activa es el Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado (TAES), en la cual un trabajador de salud observa al paciente cuando éste ingiere cada dosis del medicamento para la tuberculosis. La TAES aumenta la adherencia del paciente y evita las recaídas, la transmisión continua y la resistencia a los medicinas. Si se cuenta con los recursos, la TAES puede tener efectos beneficiosos también en el tratamiento de la infección tuberculosa latente, especialmente en las personas infectadas con VIH. Para averiguar si su organización puede ofrecer servicios de TAES, por favor, consulte con el programa de control de la TB en su departamento de salud local.

¿De qué manera puede su organización ayudar a prevenir la TB relacionada con el VIH en sus clientes?

Colaborar con el programa de control de la TB de su departamento de salud local para:

  • Educar a su personal sobre la TB
  • Educar a su personal sobre la prueba cutánea de la TB
  • Educar a su personal sobre el tratamiento adecuado de las personas con coinfección por TB y VIH.

Otras maneras en las cuales su organización puede ayudar:

  • Realizar la prueba cutánea de TB a los clientes de alto riesgo
  • Ayudar en la aplicación de la TAES en pacientes con infección tuberculosa latente

Publicaciones sobre la TB para proveedores de salud:

Core Curriculum on Tuberculosis – Lo Que el Clínico Debe Saber, Cuarto Edición, 2000. Información en detalle sobre la infección tuberculosa latente; la enfermedad tuberculosa activa; la prueba cutánea de la TB; y el tratamiento de la infección tuberculosa latente y la enfermedad tuberculosa activa.

Self-Study Modules on Tuberculosis (Módulos 1-5) Módulos sobre epidemiología básica, transmisión y patogénesis, diagnóstico, tratamiento de la infección tuberculosa latente y la enfermedad tuberculosa activa, y control de infección.

Forging Partnerships to Eliminate Tuberculosis Guía de recursos para fortalecer las estrategias de eliminar la TB por medio de asociaciones.

TB Elimination: Now Is the Time! Folleto sobre el status de la epidemia de la TB en los Estados Unidos, la coinfección de VIH y TB, el peso desproporciónate de la TB en la minoría, y lo que se tiene que hacer para eliminar la TB en los Estados Unidos.

Publicaciones sobre la TB para sus clientes:

Questions and Answers About TB – Un folleto sobre la transmisión, la prueba cutánea de la TB, y tratamiento, incluyendo TAES y los efectos secundarios de los medicamentos.

Tuberculosis – The Connection Between TB and HIV (the AIDS Virus) – Un folleto sobre el riesgo de VIH-relacionado a la TB, la prueba cutánea de la TB, y el tratamiento de la TB y la coinfección de VIH. Disponible en inglés y en español.

 


Released October 2008
Centers for Disease Control and Prevention
National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention
Division of Tuberculosis Elimination - http://www.cdc.gov/tb

Please send comments/suggestions/requests to: hsttbwebteam@cdc.gov, or to
CDC/Division of Tuberculosis Elimination
Communications, Education, and Behavioral Studies Branch
1600 Clifton Rd., NE - Mailstop E-10, Atlanta, GA 30333